La primera añada fue la de 2003, y vio la luz a finales de 2005. Tuvimos que esperar mucho tiempo antes de tener nuestro primer vino. Seguro que no es el mejor que hemos hecho, pero fue el primero, es irrepetible y fueron muchas las lágrimas de emoción que provocó.

El primer vino que hemos elaborado se llama TOCS. Este nombre representa todo lo que hay detrás de un vino, la suma de pequeños detalles, de muchos matices y de muchas sensibilidades.

Hasta la añada 2007, TOCS es un coupage de garnacha negra, syrah y cabernet. Vinos muy estructurados, gustosos y muy frescos.

A partir de la añada 2008, nos centramos solo en las variedades autóctonas y mediterráneas. TOCS es ahora un coupage de garnacha negra y syrah. Fue una decisión importante, ya que renunciábamos a parte de la uva de nuestra finca, pero quedamos mucho más satisfechos con el estilo del vino. Unos vinos con ADN del Priorat, muy elegantes, frescos y personales que representan la tierra de donde provienen.

En algunas añadas hemos empezado a elaborar otro vino, el VIDALBA. Una puerta de entrada a nuestra bodega, para ir conociéndonos.